English Français Português Italiano
La oportunidad de las tres puertas: hispanos en el ejército estadounidense



Erasmo Magoulas   www.adital.org.br


Productor de medios radiales alternativos



foto: Jorge Mariscal


Los hispanos que optan por alistarse en el ejercito usamericano para combatir en Iraq. Entrevista a Jorge Mariscal, activista anti-reclutamiento de la organización YANO (Oportunidades No-militares para los Jóvenes). Jorge Mariscal es profesor del Departamento de Estudios Chicanos y Latinos de la Universidad de California en San Diego.



La inmensa mayoría de los jóvenes hispanos en Usamérica tiene la posibilidad de abrir tres puertas hacia sus futuros. Una es la de los empleos de poca monta, mal pagados, donde serán discriminados continuamente. La segunda puerta que pueden abrir es la de la cárcel. La última los lleva de frente con el reclutador. Llenan los formularios mientras escuchan promesas sobre la tierra de las oportunidades. Sólo tienen que "defender su patria" en Irak.

Jorge Mariscal: "Muy pocos latinos que viven en los Estados Unidos llegan a la universidad. El 40% no termina el nivel de escuela secundaria. El crecimiento demográfico de la comunidad hispana en este país es muy alto, pero por otro lado, las oportunidades de mejores empleos son cada vez menores. La verdad es que algunos, pero muy pocos, logran terminar sus estudios, gracias a haberse alistado en el ejercito y muchos pierden la vida en lugares como Iraq. En 20 años tendremos en los estados del sur de la Unión un verdadero "Apartheid", como el que sufrió Sudáfrica."

Erasmo Magoulas: Cuéntanos cómo es un día de reclutamiento en una escuela de San Diego. ¿Qué factores psicológicos, económicos, sociales y políticos entrar en juego para que los reclutadores del ejército llenen sus planillas con jóvenes hispanos?

Jorge Mariscal: Primero, permíteme decirte que trabajo para una organización cuyas siglas en ingles son "Project YANO" (Proyecto de Oportunidades No-militares para Jóvenes). Este proyecto ha venido haciendo trabajo de contra reclutamiento mediante la concientización, a los mismos jóvenes que son blancos de los reclutadores, de lo que significa alistarse en el ejército de los Estados Unidos y también charlas y talleres con sus familias. Ya en 1980 nos dimos cuenta que el gobierno no concedía prestamos para estudios a los que no se alistaban. Esto nos dio la pauta que, desde el vamos, la guerra y todo su aparato tiene un componente de discriminación de clase social y económica. La guerra es una herramienta de perpetuación y profundización de las diferencias económicas. Durante la administración Clinton, esta se dio cuenta de la poca representación en el ejército de nuestra comunidad y a su vez de las pocas oportunidades de mejoría económica y social que tienen los hispanos en los Estados Unidos. Un porcentaje muy bajo de nuestros jóvenes llega a la universidad, más del 40 % no termina la escuela secundaria. Entonces se presenta todo un nuevo esfuerzo, por parte del gobierno, en mostrar al ejército como una oportunidad de ascenso económico y social para nuestros jóvenes. Los programas de reclutamiento son en español, los reclutadores comienzan a manejar los signos y símbolos de los jóvenes hispanos, penetran su cultura, para poder convencerlos de los beneficios de alistarse en el ejército. La escuela se convierte en el lugar ideal para los reclutadores. Ellos comparten con los jóvenes el almuerzo, los recreos jugando al baloncesto y las charlas sobre los beneficios de alistarse, pero también existen programas de estudio, como por ejemplo "la versión militar de la Historia", "valores patrióticos" y demás. El mismo manual de los reclutadores dice que estos deben "tomar control" de la escuela. En San Diego tenemos escuelas donde los maestros llevan a los estudiantes a las bases militares o a una graduación del Cuerpo de Marines. A veces los mismos militares llegan a las aulas con afiches y diapositivas para hablar de la vida militar.

E. M. ¿Cuáles son las tres principales razones que llevan a los jóvenes latinos a decir "Pero yo necesito hacer esto ahora ", alistarse como Infante de Marina?

J. M. La razón principal es "Quiero estudiar y mi familia no puede pagar por mi educación." Es decir, se alistan para poder estudiar en el futuro (otra versión del deseo postergado y desviado, típico de la clase trabajadora en EEUU). La verdad es que algunos, pero muy pocos, logran terminar sus estudios, gracias a haberse alistado en el ejercito y muchos pierden la vida en lugares como Iraq. Segundo, los jóvenes dicen "Quiero ser alguien" o "Quiero hacer orgullosos a mis padres," o "Quiero hacer una diferencia," lo cual es el resultado de la alineación creada en las comunidades pobres y minoritarias dentro del sistema capitalista en EEUU. Puesto que a los jóvenes les falta un sentido de pertenencia o voluntad personal, para poder tener un impacto en el mundo como individuo buscan la pertenencia ofrecida por los militares (otra ilusión, desde luego). Y tercero hay que admitir que muchos jóvenes hispanos operan dentro de un patriotismo o nacionalismo ciego, producto de un lavado de cerebro, en el cual reproducen las ideologías de la clase dirigente diciendo bobadas como "EEUU, somos el número uno" y cosas por el estilo.

E. M. ¿Qué respuesta tiene la campaña anti-reclutamiento del Proyecto YANO? ¿Cómo responden los jóvenes latinos a esta campaña?

J. M. Proyecto YANO provee información a los jóvenes sobre las realidades de la vida militar. La guerra en Irak va a acabar algún día. Nosotros tratamos de parar la próxima guerra, por medio de un movimiento de base contra el militarismo, sobre todo contra la militarización del sistema escolar en EEUU. El hecho de que los Infantes de Marina tienen un programa para los niños de ocho años indica hasta qué nivel ha llegado la militarización en este país. Pero no cabe duda, de que lo que necesitamos es una agenda sobre las prioridades nacionales totalmente diferente a la actual. Si las cuestiones de educación, salud y justicia económica no se resuelven, las masas de los hispanos y otros grupos no privilegiados van a estar empujados hacia las fuerzas armadas, los trabajos menos deseables o la cárcel. Muchos jóvenes hispanos se dan cuenta de que su futuro está en juego y responden muy positivamente a nuestra campaña. Sobre todo las familias inmigrantes recién llegadas nos han apoyado.

E. M. La emigración de un determinado país implica una negación y la inmigración a otro un reconocimiento a valores culturales. ¿Cómo es afectado, inclusive el joven de segunda generación usamericano (latino) en este proceso de transculturación?

J. M. Depende mucho de donde está ubicado el individuo. Hay algunos jóvenes hispanos que se asimilan totalmente a la cultura dominante. Es decir, se identifican a-críticamente con los valores del sistema, del poder, del establecimiento. Algunos de ellos llegan a alto niveles de poder como el fiscal Alberto González (hijo de campesinos mexicanos del sur de Texas) "comprobando" el mito de "Horatio Alger" o de la movilidad vertical para todos. Estos funcionan como ejemplos no significativos pero si justificadores de la agenda de la clase dirigente. Hay otros que reconocen que hay que hacer cambios para que se logre algún avance en lo que respecta a justicia social y democracia. Estos de origen mexicano se conocen como chicanos y chicanas. [...]

E. M. Explícanos la diferencia semántica y socio-antropológica de los términos latino, hispano, chicano e "hispanic". J. M. "Latino" es un término genérico que se usa para poder incluir a todos los grupos en EEUU de origen latinoamericano desde los México-americanos con orígenes en el suroeste del país, empezando desde los que llegaron en siglos anteriores hasta los inmigrantes más recientes. "Hispanic" es otro término genérico inventado por el gobierno federal en los años 70s y promulgado por las corporaciones a través del los 80 hasta hoy. De ahí que ha tenido significados negativos para mucha gente porque se asocia con posiciones políticas conservadoras. "Hispano" es el termino preferido por los inmigrantes recientes de habla española y no conlleva ninguna de las connotaciones de "Hispanic." "Chicano" nació en los años 60s como producto del Movimiento Chicano, una insurgencia en pro de los derechos civiles y un internacionalismo en solidaridad con los movimientos anticoloniales en Cuba, Vietnam, Puerto Rico y otros lugares. Actualmente conlleva connotaciones de una política militante y progresista (con la excepción de algunos grupos xicanos (con 'x') que promueven una especie de nacionalismo estrecho basado en las identidades indígenas). [...]

E. M. ¿Aun sobreviviendo a la guerra y superando el síndrome de stress postraumático, haberse enlistado te abre oportunidades de futuro si eres latino o aun un blanco pobre?

J. M. En algunos casos sí. El servicio militar ha servido a los hispanos de EEUU como vía hacia la clase media, desde que los primeros mexicanos se alistaron después de la conquista del Suroeste en 1848. Esto pasó sobre todo después de la Segunda Guerra Mundial. La ausencia de opciones, hace que el servicio militar sea una de las pocas puertas abiertas para una comunidad que está considerada por la clase gobernante como mano de obra barata. Para muchos veteranos, sin embargo, las oportunidades no se incrementan después del servicio y para muchos disminuyen. Muchos de los hombres que viven en las calles de EEUU sin domicilio son veteranos de guerra. [...]

E. M. El "núcleo duro" de la oligarquía yanqui (las 500 familias) está librando dos encarnizadas guerras en la actualidad, una tiene un frente externo, en Iraq y la otra uno interno, contra las minorías, los inmigrantes y los pobres en general que viven en Usamérica. ¿Qué papel juegan los jóvenes latinos en estas guerras?

J. M. Claro, la oligarquía en EEUU no funciona de manera monolítica. Por ejemplo, en el caso de los inmigrantes hay nativistas racistas tipo Ku Klux Klan, por ejemplo, los llamados Minutemen (cazadores de inmigrantes ilegales en la frontera Mexico-EEUU), apoyados por intelectuales conservadores de alto rango como Samuel Huntington de la Universidad de Harvard, que dicen que el inmigrante hispano es la amenaza más grave a la cultura, las tradiciones y la identidad usamericanos. Ahora bien, hay otro sector más corporativo representado por Bush y los suyos que se dan cuenta que el inmigrante es una necesidad económica que hay que manejarlo para poder explotarlo mejor. Actualmente, los jóvenes hispanos forman la vanguardia de la resistencia a las nuevas olas anti-inmigrantes y el resurgimiento del racismo. Sobre las guerras imperialistas la comunidad hispana todavía no ha dicho lo suficiente. Históricamente, nuestra comunidad siempre ha llegado tarde a una política internacionalista a causa del miedo creado por las presiones racistas (ejemplo, la guerra usamericana en Vietnam). [...]





Marzo de 2006




• Home page    • Volver