English Français Português Italiano
 Llanto brujo; iniciación y despedida de un ngangulero 



José Millet   millet.j@cultstgo.cult.cu

Investigador Casa del Caribe



Libro de Aldo Durades Román - Presentación

                                                                                                    foto: Mariella Moresco Fornasier



Este libro resume el conocimiento del actor, director artístico e investigador Aldo Durades Román adquirido en su fructífera vida como Tatandi u oficiante mayor de la Rama de los Musundi. Ese conocimiento le fue transmitido por sus padrinos de religión, el Tata José Batalla y la Yayi María La Conga, descendientes directos de africanos, y por otros muchos oficiantes que dedicaron su existencia a la conservación de las tradiciones, la lengua, la música, los cantos, las costumbres y las prácticas más ancestrales que nos legaron los hijos de África traídos a Cuba en condición de esclavitud y sus descendientes directos. Es también el resultado del ejercicio de la profesión de oficiante principal de la Religión Bantú desarrollado durante más de cuatro décadas a lo largo y ancho de Cuba y en otros países donde Aldo ha vivido, como España, Suecia, Suiza, República Popular de Angola y más recientemente México, en los cuales ha dejado numerosos ahijados (no es exagerado afirmar que se cuentan por varias decenas de miles los que Aldo tiene en su país natal y fuera de él.)

Pero esta obra es asimismo el fruto de la consagración en el estudio, la investigación y el análisis de las tradiciones religiosas de los Musundi, tal como las recibió de los integrantes del Cabildo bantú Kunalumbo, de Sagua La Grande, el más antiguo de Cuba, del cual se desprendió el Cabildo actual al frente del cual está el Tatandi Aldo desde hace más de cuarenta años. Porque Aldo además de ser oficiante principal de esta religión, plaza Akó Ifán del juego abakuá Bongó Orí Erí Fá Fá, santero mayor de la Regla de Ocha y vidente, es un investigador nato con un grueso expediente de estudio de la cultura afrocubana en general, tal como se manifiesta no sólo en La Habana donde nació en 1937, sino en todo el país y con un largo período de estancia en Guantánamo y en especial en Santiago de Cuba, la capital del Oriente de la Isla y gracias al cual le fue conferida la condición de Investigador Adjunto por el Consejo Científico de la Casa del Caribe.

Llanto brujo presenta por primera vez los elementos principales que se ponen en escena en los momentos más importantes de la vida de un miembro de la Religión bantú: cuando es consagrado o iniciado en ella y el otro en que se le rinden las honras fúnebres para despedir su mfumbe o muerto. Se nombran, enumeran y describen los materiales empleados en los ritos principales que se ejecutan en cada uno de ambos eventos, así como los rezos, cantos, invocaciones y las acciones principales que deben conducirse según las normas o reglas heredadas de nuestros antepasados.

Subrayo que es la primera ocasión en que los iniciados y oficiantes de la denominada Regla Conga o Regla de Palo Mayombe tienen en sus manos un libro en que se les ofrecen estos valiosos materiales que han sido rescatados de la memoria colectiva por el Tatandi de los Musundi como su mejor regalo para la preservación de tan valioso usufructo espiritual del pueblo cubano y de América, para el bien de la Humanidad, surgida precisamente en África. En él tienen una guía segura fundamentada en una sabia experiencia y en el conocimiento de la lengua y el pensamiento religioso de los congos. Constituye asimismo una valiosa fuente de información para los estudiosos de la cultura y por qué no también para los docentes que están en la obligación de vencer los prejuicios antirreligiosos acumulados durantes siglos de colonialismo y neocolonialismo, que con mérito se ha esforzado por liquidar la Revolución cubana encabezada por Fidel Castro, y llevar a los alumnos el ánimo por el reconocimiento y valoración de esta herencia que nos honra.

La obra es acompañada de 27 dibujos o trazados rituales empleados por los oficiantes de esta religión para ejecutar determinados tratados con que conjuran las fuerzas del mal y controlar otras con determinados fines. Herencia de Africa, unos, otros eleboración actualizada, son signos de una gran belleza y profundo significado. Asimismo , a la obra se le han anadido dos CD con grabaciones de los rezos, cantos y toques expresivos de la música que se jecutan en cada rito del complejo sistema de las ceremonias de iniciación y de despedida (honras fúnebres conocidas por quitarle la lágrima o llorar el nfumbe o muerto de un ngangulero fallecido) que constituyen elementos básicos de la tradición bantú conservada en nuestro país. Léxico ngangulero musundi es un glosario que contribuye, junto con los mencionados elementos, a un mejor manejo de los materiales principales que se ha tenido el cuidado de poner al alcance del público cubano y de otros países en los que han entrado y se han arraigado muchas de las prácticas religiosas que constituyen hoy en día un objeto de regocijo para nosotros los cubanos, en razón de que no hay otro país en que se hayan preservado como en Cuba.

Homenaje es un apartado de excepcional valor como cierre justo de Llanto brujo: en él aparecen las fotos con suscintas explicaciones de relevantes oificiantes de la Regla conga, como el célebre Emilio O Farril, José Oriol Bustamante, Francisco Wecelao Machado Betancourt, Inocente Armando Calvo Martiato, Amador Zaporta Castillo Párraga, Enriquito Hernández Armentero, Manuel Martínez Navarro y Herminia Torres Herrera, La Beba, vinculados o pertenecientes al Cabildo de los Musundi que preside Aldo. Es parte de una importante labor de rescate de esta zona de la cultura tradicional del pueblo cubano que ahora está teniendo una atención para sacarla del olvido y colocarla en el lugar que ella merece.

Mi participación en la confección del libro se ha limitado a escuchar, tratar de transcribir y redactar en un lenguaje sencillo lo que el Tatandy de los Musundi me ha dictado durante un tiempo en que hemos concentrado nuestros esfuerzos por poner a disposición de nuestro pueblo este rico legado cultural que debería ser propuesto a la UNESCO, y de hecho lo estoy haciendo aquí en mi condición de investigador y escritor, para engrosar su listado de Patrimonio Intangible de la Humanidad.

José Millet
Jefe del Equipo de Estudios de las Religiones Populares
Casa del Caribe


• Home page    • Volver